Epidemiología de enfermedades transmitidas por el aire. Gripe y Covid19

Las enfermedades trasmitidas por el aire son las que se trasmiten de persona a persona, por inhalación de partículas, más o menos grandes, que viajan por el aire.

Normalmente, aunque hay excepciones (todos debiéramos ya de saber alguna) esta vía de trasmisión requiere de cierta proximidad entre las personas para que se produzca el contagio.

La trasmisión aérea es una vía estresante y difícil para el microorganismo puesto que el aire no cuenta con nutrientes y humedad que permitan una supervivencia prolongada.

Muchos patógenos son trasmitidos en gotas al hablar, toser o respirar, siendo especialmente “eficaces” en esto los aerosoles por la gran velocidad a la que se emite, reduciendo mucho el tiempo de ‘viaje’ y por tanto la desecación se minimiza mucho.

Ejemplos de enfermedades bacterianas que usan la vía aérea para su transmisión son la difteria (Corynebacterium diphteriae), neumonía (Streptococcus pneumoniae), tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis), tos ferina (Bordetella pertussis), meningitis (Neisseria spp.).

Enfermedades víricas con esta vía de trasmisión serían la varicela (virus varicela-zoster), rubeola, sarampión, gripe, VRS o #SarsCov2.

La importancia epidemiológica de estas enfermedades radica sobre todo en su alta morbilidad, fácil contagio y existencia de diferentes serotipos, lo que ocasiona un elevado consumo de recursos sanitarios.

En estas enfermedades, hay implicados factores ambientales y sociales, como el hacinamiento, que favorece enormemente la transmisión y el contagio. En lo relativo a la prevención, las medidas fundamentales a tomar son una buena información a la población sobre los mecanismos de transmisión, evitar aglomeraciones y hacinamiento, usar medidas higiénicas como el uso de mascarillas durante el periodo infectivo, aislamiento de pacientes infectados, o ventilación de lugares de interior o cerrados. Hoy hablaremos de gripe y de COVID19.

Gripe (Virus Influenza)

El virus influenza (gripe) infecta a varias especies de aves y mamíferos, aunque las personas normalmente (hay excepciones) sólo se infectan con cepas humanas.

Además, existen diferencias significativas en la organización genética, la estructura, en los tipos de huéspedes a los que afectan y en las características clínicas y epidemiológicas entre los tres tipos de virus.

Sin embargo, los tres tipos de virus comparten ciertas características que son fundamentales en su comportamiento biológico, e incluyen la presencia de una envoltura de importancia crítica en la penetración y la salida de las células .. y un ARN monocatenario segmentado de polaridad negativa (opuesto al sentido del ARN mensajero). La nomenclatura estándar para los virus influenza incluye el tipo de influenza, el lugar del aislamiento inicial, la designación de la cepa y el año del aislamiento.

Por ej, el virus influenza A aislado por Francis de un paciente en Puerto Rico en 1934 se nombra cepa A/Puerto Rico/8/34, o a veces llamado “PR8”.

Los virus influenza A son a su vez subdivididos en 2 subtipos en función de su actividad frente a hemaglutinina (HA) y neuraminidasa (NA) (Por ejemplo H1N1 o H3N2).

Los virus de la gripe A se clasifican en subtipos en función de las combinaciones de dos proteínas de su superficie: la hemaglutinina (HA) y la neuraminidasa (NA). Los subtipos actualmente circulantes en el ser humano son el A(H1N1) y el A(H3N2). El A(H1N1) también se conoce como A(H1N1)pdm09, pues fue el causante de la pandemia de 2009 y posteriormente sustituyó al virus de la gripe estacional A(H1N1) que circulaba hasta entonces. Todas las pandemias conocidas han sido causadas por virus gripales de tipo A. Los virus de tipo B no se clasifican en subtipos, pero los circulantes actualmente pueden dividirse en dos linajes B/Yamagata y B/Victoria.

Se presenta en brotes más localizados aunque en ocasiones la morbimortalidad asociada no es despreciable.

Los virus de tipo C se detectan con menos frecuencia y suelen causar infecciones leves, por lo que carecen de importancia desde el punto de vista de la salud pública. Los virus de tipo D afectan principalmente al ganado y no parecen ser causa de infección ni enfermedad en el ser humano.

-Vía de transmisión de la gripe: fundamentalmente por vía aérea mediante gotas que se emiten al hablar, toser o estornudar y que alcanzan a una persona susceptible. Aunque con menos frecuencia, también se sabe de posible trasmisión a través de contacto directo, por ejemplo al tocar con las manos una superficie contaminada y luego se lleva a nariz o boca.

Os dejo el informe más reciente de los @ECDC_EU sobre vigilancia, caracterización, análisis filogenético y demás de influenza en Europa.

-Trasmisibilidad e infecciosidad. El periodo de transmisión comienza desde aprox. un día antes del inicio de los síntomas hasta ente 3 y 7 días después, de manera que puede ocurrir la trasmisión desde personas asintomáticas a otras susceptibles.

-Epidemiología: Los brotes de gripe estacional se producen todos los años, con un promedio de unos 3.5-4 millones de casos sólo en España. Os dejo el informe más reciente.

-Vigilancia epidemiológica. Son diversos los organismos que realizan vigilancia estrecha de la evolución de las epidemias de gripe. En España se realiza desde la RENAVE del CNE (Centro Nacional de Epidemiología).

El principal objetivo es caracterizar y aislar los virus de la gripe circulantes lo cual ayuda a confeccionar la vacuna del año siguiente, y que incluirá las cepas que con más probabilidad estarán en circulación.

-Medidas de prevención: Son aplicables a otras enfermedades de trasmisión aérea e incluyen medidas higiénicas como el lavado de manos, evitar el contacto con personas enfermas, uso de mascarillas o el uso de antivirales como oseltamivir en personas de especial riesgo.

COVID19 (virus SarsCov2)

Los coronavirus son miembros de la subfamilia Orthocoronavirinae dentro de la familia Coronaviridae (orden Nidovirales).

Esta subfamilia comprende cuatro géneros: Alphacoronavirus, Betacoronavirus, Gammacoronavirus y Deltacoronavirus de acuerdo a su estructura genética. Los alfacoronavirus y betacoronavirus infectan solo a mamíferos y normalmente son responsables de infecciones respiratorias en humanos y gastroenteritis en animales.

Hasta la aparición del SARS-CoV-2, se habían descrito seis coronavirus en seres humanos (HCoV-NL63, HCoV-229E, HCoV-OC43 y HKU1) que son responsables de un número importante de las infecciones leves del tracto respiratorio superior en personas adultas inmunocompetentes pero que pueden causar cuadros más graves en niños y ancianos con estacionalidad típicamente invernal.

Comparte 7 proteínas no estructurales con el virus causante del SARS-CoV (82% de identidad de nucleótidos con SARS-CoV ) y penetra en la célula empleando como receptor a la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2), una exopeptidasa de membarana presente en riñón, ulmones y el corazón.

Es de transmisión zoonótica y tiene preferencia por vías respiratorias bajas y altas.

-Vía de transmisión entre personas.

El SARS-CoV-2 puede transmitirse de persona a persona por dif. vías, siendo la principal mediante el contacto y la inhalación de las gotas y aerosoles respiratorios emitidos por un enfermo en periodo infectivo.

Así lo indican el @CDCgov Y aunque tardó bastante en declararlo así, la OMS.

El contagio mediante superficies contaminadas o fómites, inicialmente considerado como importante, ha ido perdiendo peso con la evidencia disponible. Ahora mismo, todo parece indicar que en condiciones reales, con los métodos de limpieza y desinfección recomendados, la transmisión mediante fómites sería muy poco frecuente

https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30883-5/fulltext

https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com/article/S1198-743X(20)30286-X/fulltext

https://www.nature.com/articles/d41586-021-00251-4

Otras vías de trasmisión minoritarias son la vertical madre-hijo aunque en los casos en los que ocurre, se considera que se produce por el contacto estrecho entre ellos tras el nacimiento.

-Trasmisibilidad e infecciosidad.

En esto ha habido mucha controversia. Actualmente, podemos considerar que aprox., desde 3 días antes del inicio de los síntomas hasta unos 8-10 después se considera al enfermo como contagioso.

Pero sabemos que hay personas que se infectan y no desarrollan síntomas. Y que pueden contagiar a otros. Éste ha sido uno de los caballos de batalla de esta pandemia.

Necesitamos identificar y aislar a esas personas infectivas y sin síntomas.

Hasta aquí por hoy, Si han llegado al final, el mérito no será mío sino suyo. Abrazos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s